Otitis Sinusitis Amigdalitis Audición Vegetaciones Catarros Ototubaritis Laringocele Nodulos vocales Disfonías Tos Ronquido Amigdalectomia Rinitis Apneas nocturnas Orejas en asa Septoplastia Otoemisiones Frenillo lingual Laringitis Tubos de ventilación timpánicos Otomicosis Colesteatoma Perforación timpánica Otitis serosa Afonía Adenoides Poliposis Orejas de soplillo Rinitis Mastoiditis Audioprótesis Otitis Media Parálisis facial Vértigo Obstrucción nasal Rinoplastia Cirugía endoscópica nasal Atresia de coanas Disnea Epiglotitis Faringoamigdalitis Adenoidectomía Quiste branquial Epistaxis

Otorrinolaringología infantil

Valencia (España)

Las vegetaciones

otorrino valencia
Las vegetaciones son un tejido linfoide esponjoso que se encuentra en la parte más superior de la garganta, al fondo de las fosas nasales, y que forman parte del llamado anillo de Waldeyer.

La función de las vegetaciones es la captación de sustancias nocivas (bacterias, virus, polvo…) para procesarlas y activar la respuesta inmune las defensas. En los niños las vegetaciones suelen estar aumentadas de tamaño debido a la gran actividad de su sistema inmune al estar exponiéndose por vez primera a una gran cantidad de agentes extraños. Cuando las vegetaciones están aumentadas de tamaño pueden producir los siguientes problemas:
• Nariz tapada, que obliga a respirar solo por la boca
• Mucosidad nasal
Ronquidos y en ocasiones apneas
• Dificultades para tragar
• Problemas de oído

En muchas ocasiones la inflamación de vegetaciones (adenoiditis) suele acompañarse de
inflamación en las amígdalas, pues ambas estructuras tienen la misma función.

Se deberá visitar al otorrinolaringólogo cuando se presenten estos síntomas de manera frecuente o continua. En la consulta, se realizará una exploración de oídos, nariz y garganta. Las vegetaciones se pueden visualizar a través de un espejillo o mediante un endoscopio. En ocasiones se ha de realizar una radiografía.
Stacks Image 16
Las vegetaciones desempeñan un papel importante en la lucha contra las infecciones en los bebés y los niños pequeños. Pero se vuelven menos importantes cuando una persona se hace mayor y su cuerpo desarrolla otras formas de luchar contra los gérmenes nocivos. Por ello las vegetaciones suelen presentar su mayor tamaño alrededor de los 3-6 años, aunque este rango de tiempo puede ampliarse e incluso los adultos pueden presentar hiperplasia de vegetaciones.

En muchas ocasiones las vegetaciones van reduciendo su tamaño con el crecimiento del niño. Pero cuando esto no así, el médico prescribirá tratamientos para disminuir la inflamación a este nivel. Cuando el problema no se resuelve de este modo, se puede optar por la cirugía. La
adenoidectomía es la operación quirúrgica por la cuál se eliminan mediante legrado las vegetaciones. Actualmente se realiza mediante anestesia general, y el postoperatorio es relativamente sencillo.

Dra. Paz Martínez Beneyto