Otitis Sinusitis Amigdalitis Audición Vegetaciones Catarros Ototubaritis Laringocele Nodulos vocales Disfonías Tos Ronquido Amigdalectomia Rinitis Apneas nocturnas Orejas en asa Septoplastia Otoemisiones Frenillo lingual Laringitis Tubos de ventilación timpánicos Otomicosis Colesteatoma Perforación timpánica Otitis serosa Afonía Adenoides Poliposis Orejas de soplillo Rinitis Mastoiditis Audioprótesis Otitis Media Parálisis facial Vértigo Obstrucción nasal Rinoplastia Cirugía endoscópica nasal Atresia de coanas Disnea Epiglotitis Faringoamigdalitis Adenoidectomía Quiste branquial Epistaxis

Otorrinolaringología infantil

Valencia (España)

El anillo de Waldeyer

otorrino valencia
El anillo de Waldeyer es el conjunto de estructuras compuestas por tejido linfoide situadas en la faringe, cuya función es la protección y defensa de la entrada a las vías aérea y digestiva. La función de este complejo es la captación de gérmenes patógenos que penetran por la nariz y boca a la garganta, para así procesarlos y desencadenar la respuesta inmune. Esta función es especialmente importante en el recién nacido y niños pequeños.

El anillo de Waldeyer consta de distintas estructuras que son:


Amígdala faríngea
, también se llama amígdala de Luschka o vegetaciones o adenoides y está situada en el techo o bóveda de la faringe. En los niños suelen estar hiperplasiadas (agrandadas de tamaño) y cuando provocan insuficiencia respiratoria nasal suelen extirparse.


Amígdala tubárica
: también se llama amígdala de Gerlach y se encuentra rodeando al extremo faríngeo de la Trompa de Eustaquio.


Amígdala palatina
: también se llama tonsila. Está situada a ambos lados del istmo de las fauces, en la entrada de la orofaringe, entre los pilares del velo del paladar. Son las típicas anginas que cuando se inflaman e infectan se denomina amigdalitis.


Amígdala lingual
: es el conjunto de tejido linfoide más voluminoso de la faringe y está situado en la base de la lengua.
Stacks Image 24
El anillo de Waldeyer tiene gran importancia clínica ya que es asiento de inflamaciones e infecciones sobre todo en la infancia. La exéresis de algunos de sus componentes son causas de cirugía muy frecuentes en la infancia.

Dra. Paz Martínez Beneyto